Los Social Media, una obligación para las Relaciones Públicas

Si hay algo de lo que no pueden presumir la Comunicación y las Relaciones Públicas, y menos en España, es de hacer relaciones públicas sobre el propio sector. En nuestro país si preguntas a una muestra cualitativa de la población la gran mayoría responderá que un relaciones públicas es el que reparte los flyers de las discotecas o, en el mejor de los casos, el que te invita a una copa (os recomiendo leer el post “El concepto de Relaciones Públicas: el despiste de un traductor chapucero”, de Stephan Fuetterer)

Sin embargo, se trata de un sector con más de cien años de historia y estudio (desde Ivy Lee, que fundó en 1904 la primera empresa de RRPP de Nueva York y puede considerarse uno de los precursores de la materia, o Edward Bernays, considerado por muchos el verdadero padre de las Relaciones Públicas) Un sector en constante evolución que, a lo largo de diferentes etapas, marcadas muy de cerca por las ciencias sociales -como Antropología, Derecho, Historia, Sociología, Psicología…-, siempre ha buscado la mejora de las relaciones entre una organización y sus públicos. Porque a través de la construcción de historias, la realización de eventos…, contribuyen, como ninguna otra materia, a (existen muchos libros y mucha información de RRPP que explican y mejor y aportan más funciones que las que dejo caer a continuación):

  • Gestionar vínculos de confianza entre la organización y sus públicos.
  • Aportar credibilidad a la compañía y a su negocio.
  • Liderar la Comunicación, que construye a su vez relaciones con los medios, periodistas, clientes, etc.
  • Influir en el cambio de opinión.
  • Construir reputación.
  • Crear una imagen positiva de la organización.
  • Captar posibles tendencias tanto de Comunicación, como en la evolución del sector en el que opera la organización.
  • Crear presencia.
  • Mejorar la lealtad de marca. Branding.

Pues bien, este sector, está haciendo frente en los últimos años a la mayor revolución experimentada a lo largo de sus más de cien años de historia; revolución que viene dada por la la actual economía social en la que vivimos, propiciada por Internet.

La aparición de los Social Media ha venido a cambiar el escenario en el que jugábamos los profesionales del sector, al igual que ha cambiado el escenario en el que los públicos se comunican, relacionan e intercambian información. Están haciendo de la gente nuevos influencers y forzando a los profesionales de las Relaciones Públicas y el Marketing (Survey Reveals Who Is Running the Social Media Show) a reconocer e incluir esas potentes herramientas en las estrategias de Comunicación. Creo, que su uso por parte de las empresas ya no es una alternativa, es una obligación y la verdadera diferencia radicará en el uso que se haga de ellas. Esto no quiere decir que dejemos a un lado las tradicionales técnicas, por supuesto que no, ambas deben coexistir (aunque sí debemos comenzar a rechazar algunas como el PR SPAM)

Las 10 razones que argumentan esta obligación son las siguientes (aunque hay millones más ;):

  1. Las Relaciones Públicas y la manera que teníamos de comunicarnos con la gente están cambiando.
  2. La audiencia no existe (implacable Jay Rosen en su afirmación “We are the people formerly known as the audience”), hoy existen los públicos.
  3. Obligan a los profesionales a un continuo esfuerzo por conocer realmente bien la evolución de Internet, de los inicios de las herramientas que después han venido a conformarse como el universo 2.0, de las distintas aplicaciones, del comportamiento del consumidor, estudios, tendencias, etc., no sirve crear una página en Facebook o una cuenta en Twitter: eso lo hace cualquiera. (valiente post de Rafael Campoamor sobre la actual polémica de los expertos en Social Media, los cuales personalmente creo que no existen: fábula de la araña y la hormiga) Las herramientas que usa la gente para compartir y distribuir contenido son las mismas que podemos utilizar para llegar a ellos.
  4. Debemos entender los mercados, las necesidades de la gente y hablar con ellos como ellos lo hacen. Construir relaciones con ellos allá dónde estén y dónde compartan y distribuyan información y contenido.
  5. Contenido. Debemos dejar de ser spamers con las notas de prensa y utilizar las herramientas que nos permitan acercarnos a la gente directamente.
  6. Escuchar las conversaciones, responder preguntas y ayudar a la gente para permitir a las organizaciones generar confianza y potenciar las relaciones con la marca. Ello nos permitirá mejorar la empresa, nuestros productos, nuestros servicios…
  7. Los bloggers no escribirán de nuestra empresa o de nuestros productos sí les enviamos una nota de prensa, cada día son bombardeados con miles de ellas. Debemos construir y personificar historias.
  8. Ahora más que nunca tenemos que construir Relaciones. Los mensajes corporativos no son conversaciones.
  9. Las Relaciones Públicas trabajan con personas, no con nuevas herramientas. La tecnología evoluciona, las personas siempre somos las mismas.
  10. Debemos mejorar nuestra profesión en una nueva era de la Comunicación. Participar no es una opción, es una obligación, la importancia radica en el uso que se haga de los Social Media en la estrategia, de ello dependerá el éxito o el fracaso de las nuevas Relaciones Públicas.

    Para saber más:

    ——
    Si te ha gustado el contenido puedes suscribirte a las actualizaciones de este blog por email (haciendo click aquí) o con tu lector de RSS (haciendo click aquí)

    Share

    ¿Te ha gustado el artículo? Haz clic para suscribirte a los contenidos del blog vía RSS.

    1 Respuesta a “Los Social Media, una obligación para las Relaciones Públicas”

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] This post was mentioned on Twitter by José Víctor Huezo, Ismeray Guzmán. Ismeray Guzmán said: Los Social Media, una obligación para las Relaciones Públicas. http://bit.ly/9hnXoX [...]


    Deja un Comentario